Skip to main content

noticias de artes escénicas y música

Cristina Gómez Godoy: "El talento musical que hay en España es abrumador"

Entrevistamos a la virtuosa oboísta española, que actúa en el Auditorio

08/03/2018


cristina gómez godoy

Celebramos el Día de la Mujer junto a Cristina Gómez Godoy (Linares, 1990), la virtuosa instrumentista española oboe solista en la Staatskapelle de Berlín (Orquesta Estatal de Berlín), que hoy tocará en el Ciclo Liceo de Cámara XXI del CNDM junto a otros dos jóvenes españoles de gran repercusión internacional: el pianista Juan Pérez Floristán y el chelo Pablo Ferrández. La Sala de Cámara del Auditorio Nacional acogerá esta noche este trío de talentos que reflejan el excelente nivel de calidad que han alcanzado nuestros jóvenes instrumentistas.


-Para alguien con su proyección internacional, ¿se sienten nervios especiales cuando actúa en España?
No lo llamaría nervios, sino más bien excitación o emoción, en el mejor de los sentidos, por tocar en la propia tierra. Siempre hay un punto extra de compromiso cuando uno toca para los suyos.


-Participa en el Ciclo Liceo de Cámara XXI del CNDM con un ensemble poco frecuente de piano, violonchelo y oboe, ¿qué le parece esta combinación?
Creo que es una formación que, aunque no muy común, resulta en una amplia gama de posibilidades tanto para el oyente como para los intérpretes, ya que se pueden crear sonoridades muy variadas al combinarse la calidez del violonchelo, la brillantez del oboe y la amplia paleta de colores del piano.


-El programa del concierto incluye temas de Haydn, Kahn, Schumann y el estreno absoluto de una obra de Jesús Torres. ¿Cómo valora esta composición?
No quiero desvelar demasiado, pero lo que sí puedo adelantar es que no creo que deje al público indiferente. Es una obra que ofrece muchos contrastes, yendo de lo más sutil hasta el extremo apasionado y agitado, explotando al máximo las posibilidades técnicas de los tres instrumentos, especialmente del oboe. Torres usa un lenguaje muy personal donde incluso se pueden adivinar algunos giros típicos de nuestra cultura. Creo que gustará mucho.


-Actuará junto al pianista Juan Pérez Floristán y al chelo Pablo Ferrándeza, ¿qué diría de ellos?

Además de su indiscutible calidad artística –tanto Pablo como Juan cuentan con premios internacionales y una trayectoria extraordinaria, de la que España debería sentirse muy orgullosa-, son de una calidad humana excepcional. Me da una gran satisfacción trabajar con ellos y creo que conectar tan bien es muy importante tanto en la sala de ensayo como en el escenario.


-¿Cómo explicaría el éxito que han alcanzado los instrumentistas españoles en formaciones internacionales como la Joven Orquesta de la Unión Europea (EUYO), donde ya somos el país con mayor número de músicos?
El primer motivo es que el talento musical que hay en España es abrumador. Además, estoy totalmente convencida de que la educación pública, en este caso las orquestas jóvenes como la OJA, la JONDE, etc. tienen un papel clave en la formación de los jóvenes músicos. El hecho de entrar en contacto desde una edad muy temprana con el máximo nivel de tu propia generación supone una ayuda sustancial para ubicarse en el mapa.


-¿Cómo valoraría la situación de las mujeres en la música clásica? 
Creo que la situación es indudablemente mucho mejor que en las generaciones anteriores, sobre todo por el cambio de mentalidad de los jóvenes. Pero aun así, es un proceso lento y creo que hay todavía muchos techos de cristal por derribar. Si eres mujer en el mundo de la música clásica, a veces es delicado encontrar el equilibrio entre la libertad propia (por ejemplo, cómo vestirse, cómo hablar, qué decir) y la aceptación social. De todas formas, está mucho más equilibrado y tengo una visión bastante optimista a este respecto.


-¿Cómo se vive la juventud cuando uno "frasea" mejor con un instrumento que con palabras?
Sinceramente, ¡espero que no sea mi caso! jeje. Aunque sí es verdad que hay muchas cosas que se pueden comunicar a veces mejor con música que con palabras. Por supuesto hay siempre dificultades cuando eres niño y adolescente, como la infinita falta de tiempo para uno mismo o el hecho de sentirse a veces incomprendido por algunos compañeros. Pero he tenido la suerte de encontrar el apoyo incondicional de mis padres, hermana, profesores... que me ha ayudado siempre a encontrar fuerza y motivación para seguir.

 

-Una instrumentista de su altura, ¿se permite escuchar a Maluma de vez en cuando? ¿O a usted, siendo como es de Linares, le tira más Raphael?

¡Claro que sí! Me gusta escuchar todo tipo de música, de hecho cuando termino mi trabajo no suelo escuchar clásico. Me encanta escuchar jazz, música latina, pop... dependiendo del momento y el estado de ánimo. Por ejemplo, cuando construyo mis cañas –algo que hacemos los oboístas una gran parte de nuestro tiempo-, me gusta escuchar emisoras del tipo los 40 principales porque me permiten desconectar y al mismo tiempo me recuerdan a mi niñez en casa cuando mi hermana las escuchaba.

 

-¿Asusta que a una le coloquen el adjetivo de "virtuosa"?
Supone una gran responsabilidad. No se trata de miedo a defraudar. Cuando uno se pone un nivel tan alto como algo estándar, no es siempre tan fácil mantenerlo. Por otro lado, siempre he estado acostumbrada a exigirme lo máximo.

 

-Durante su formación tuvo de profesor, entre otros, a quien hoy en día es su colega como oboe titular en la Staatskapelle de Berlín, Gregor Witt. ¿Impresiona haber alcanzado al maestro?
Para mí es un verdadero lujo ser oboe solista de una orquesta tan extraordinaria como es la Staatskapelle de Berlín. Además de conocer a Gregor Witt desde mi formación con él, ya me llamó mucho la atención el sonido cálido y uniforme de esta orquesta cuando, aún muy joven, fui a Berlín unos días becada por la Academia de Estudios Orquestales Barenboim-Said. Con 19 años entré como academista, poco después gané la plaza de solista de corno inglés y desde hace 5 años soy oboe solista. En cierta manera, con el tiempo, se siente como algo muy natural, aunque no deja de ser un privilegio.

 

-Además de la Staatskapelle de Berlín, forma parte de la West-Eastern Divan, ambas formaciones dirigidas por Daniel Barenboim, ¿cómo se siente al ser una fija en el repertorio de un director tan exigente como él? 

La verdad es que me siento muy afortunada de poder trabajar tanto y tan a menudo con Barenboim. He trabajado con directores de máximo nivel, pero él establece una conexión muy intensa con los músicos y las personas. Da tal cantidad de energía, que es imposible no corresponder. Es sin duda el maestro del que yo más he aprendido, no sólo en la faceta profesional, sino también en la humana. 

 

-Su oboísta referente era Lothar Koch, fallecido en 2003. Si le diesen la oportunidad de tocar con él, ¿qué pieza seleccionaría?
Indudablemente las "Sonatas" de Zelenka.

 

-Si tuviese que quedarse con un par de momentos especiales de su carrera, ¿cuáles elegiría?
¡Una pregunta muy difícil! Hay muchos momentos irreemplazables y no cabrían en unas líneas. Sólo por nombrar algunos, la primera vez que toqué en orquesta (Orquesta Joven de Andalucía con Michael Thomas), las “Romanzas” de Schumann con Barenboim al piano, tocar el solo de corno inglés de "Tristan e Isolda" con la Staatskapelle de Berlín, o los momentos en que me dieron los premios internacionales en Markneukirchen o Múnich, entre muchos otros.

 

-¿Qué sueños de futuro quedan para alguien que ya siente estar viviendo un sueño?

Siempre hay nuevas metas que alcanzar, cada día es un reto y siempre surgen proyectos interesantes en los que trabajar y soñar. Mis conciertos como solista y como música de cámara me ilusionan mucho, a pesar de ser algo difícil de combinar con el trabajo tan abundante de la orquesta. Pero lo más importante, seguir disfrutando de este sueño. A veces, al ser todo tan intenso y apretado, queda poco tiempo para asimilarlo.

 

<septiembre de 2018>
lmmjvsd
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
1234567
    @INAEM
  • Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música
  • Ministerio de Cultura y Deporte
  • www.entradasinaem.es
  • Venta Telefónica: 902 22 49 49 - 985 67 96 68
  • Incidencias: correo@entradasinaem.es
  • Soporte: 902 04 44 14


"Queda prohibida la venta de entradas por personas, lugares o plataformas tecnológicas no autorizadas para ello por los titulares, explotadores y organizadores de las actividades"